en Twitter

Inicio

Homenaje a Sylvester

Escrito por HiTEK. Publicado en Artículos

 

                                sylvester 82

Durante este mes lo recordaremos en el aniversario de su fallecimiento. A través de este sencillo homenaje podemos recordar a este gran artista que tuvo en su voz una de sus mejores virtudes. Un artista ícono de la Música Disco y del Hi-NRG. 

De las mejores voces que sobresalieron antes de la llegada de la Música Disco fue la de Sylvester James, quien nació el 6 de Septiembre de 1947 en Los Ángeles, California, dentro de una numerosa familia de clase media, su mamá se llamó Letha, su padrastro Robert Hurd, creció con 5 hermanos: Bernadine Stevans, Bernadette Jackson, Larry James, John James, y Alonzo Hurd, de toda su familia tuvo más influencia de su abuela, Julia Morgan quien orgullosamente le presumía haber sido una notable cantante de Blues de los años 20’s y 30’s, ella le contaba de cuando era considerada una Diva, así como de la fama y prestigio que llegó a tener, esa vasta experiencia le serviría totalmente a Sylvester en su exitosa carrera, ella le animaría, además de los estudios bíblicos, a aprender a cantar Gospel en la “Iglesia de Dios y Cristo” en Palm Lane, al sur de Los Ángeles, cuando tenía 8 años. La gente lo consideraba un niño prodigio, con un estilo versátil; después sería la estrella local porque cantaba en varias Iglesias y en convenciones religiosas alrededor de California. En su rebelde adolescencia, en la que consideraba a Aretha Franklin como su ídolo, y después en su juventud a Patti LaBelle, se fue a vivir con su abuela Julia al Área de Sunset Strip cuando tenía 16 años, ahí terminó la preparatoria y estudió 2 años Decoración de Interiores en el Lamert Beauty College de Los Angeles, también estudió Arqueología y trabajó en el Museo de Historia Antigua La Brea Tar Pits, catalogando huesos, pero eso no le impidió seguir aprendiendo canto, música y teatro, donde participó en algunas obras hasta que en 1967 durante una gira teatral sobre la Costa del Pacífico, lo llevó hasta el lugar donde edificó su fama, su destino, y que él consideró como el comienzo de su vida porque le dio la libertad que tanto buscaba, la mágica Ciudad y Bahía de San Francisco, ahí trabajo en una peluquería y consiguió la oportunidad de cantar en un bar llamado The Rickshaw Lounge en la zona de Chinatown (Barrio Chino), poco a poco empezó a representar el estilo Drag (cantar con ropa exótica o extravagante que él mismo diseñaba así como el propio show) con el pseudónimo de “Ruby Blue”, él recordaba e imaginaba siempre a su abuela en el escenario como tanto le contaba, así, creaba su propio estilo pero con una nueva imagen para su tiempo, sin malicia, vulgaridad ni agresión al espectador, a pesar de este trabajo no descuidaba seguir con el Gospel en las Iglesias e incluso fue invitado a participar en el coro de una Iglesia en Oakland, también escribía música y canciones en su tiempo libre, por eso en la mayoría de sus álbumes o conciertos cantaba algunas baladas y dedicaba notas de agradecimiento a Dios en las contraportadas.

En 1969, debido al éxito que ya empezaba a tener en el canto y el teatro, fué invitado a participar en una nueva manera de hacer espectáculo con un grupo de teatro ambulante llamado “The Cockettes”, con divertido vestuario hippie, llamativo, con extraños objetos astrológicos, esotéricos y de influencia Yoruba (tipo de religión africana muy conocida en Cuba), con bailes exóticos, sus canciones incluían Rock & Roll, Blues, Jazz Negro, Boogie, Funk, Blues-Rock y Balada, parodiando el estilo de vida existencialista. El grupo estaba formado por James Q. Smith en la guitarra, arpa y percusiones, Kerry Hatch en el bajo y teclados, y Neal Schon en la batería, quien más tarde se iría al grupo del mexicano Santana. Con esto aumentaron sus presentaciones y también abrían conciertos para muchos artistas ya destacados, uno de ellos por ejemplo, el de Little Richard en el Teatro Berkeley Community. Cabe destacar que entre los admiradores de estos shows en 1970 y 1971 estaba el Maestro John Lennon, ex-integrante de los Beatles, que se divertía con el show.

 

                                             sylhb

 

En Noviembre de 1971 debutaron en el Teatro Anderson de la Ciudad de Nueva York convirtiéndose en uno de los shows más importantes de ese tiempo, al año siguiente tendrían la gran oportunidad de entrar al fascinante mundo de los discos gracias a Blue Thumb Records, así nacía una nueva etapa como “Sylvester & The Hot Band!”, ellos representaban la clásica banda con una voz principal, pero esta vez con tendencias del Jazz, Blues, Rhythm & Blues, Rock y Gospel, con ellos llegaron Bobby Blood en la trompeta y bajos, Chris Mostert en el saxofón y flauta, Travis Fullerton en los tambores y Sylvester dirigía los coros, tocaba el piano y la pandereta.

En 1972 grabaron el primer álbum “Lights Out: San Francisco”, que incluía una canción escrita por Sylvester “Why Was I Born?”, teniendo en los coros al que sería más tarde un exitoso grupo en los 80’s: The Pointers Sisters, los conciertos eran continuos e incluso Sylvester orgullosamente cantaba tocando el piano algunas baladas, esto al público le daba ya una imagen de gran estrella que debía ser internacional.

 

                                           syl72

 

En 1973 los álbumes “Scratch My Flower” y “Bazaar” marcaron una pausa en la carrera discográfica de Sylvester porque los shows no dejaban tiempo para grabar, por ejemplo, regresaron a Nueva York al famoso Bar Max's Kansas City en el que estuvieron casi dos años, y Sylvester tenía ya una casa en Inglaterra, con lo que los viajes de descanso se mezclaban con presentaciones, por ejemplo, en 1975 viajaron a Londres y Ámsterdam, alternando con David Bowie, Amanda Lear y Elton John entre otros. Al regresar a San Francisco decidió ser solista, el tecladista Peter Minton era quien lo acompañaba, esta vez el show se llamaba “Women Of The Blues” en el que interpretaba canciones de Divas como Bessie Smith, Ethel Waters, Lena Horn, Nina Simone y Josephine Baker, cantando también en francés y alemán, idiomas que estudió durante sus primeras giras.

 

                                           syl75

 

Al iniciar 1976 regresaría a los estudios de grabación, pero esta vez con la disquera Fantasy Records, de más prestigio en aquel tiempo. La imagen era totalmente distinta, ahora se vestía como un caballero inglés con fina ropa negra, desde los zapatos hasta la ropa de vestir o trajes completos, y con el pelo corto con elegantes sombreros, para su nuevo grupo llegaron dos excelentes vocalistas que serían sus grandes compañeras y amigas con las que aprendería a pulir más su estilo: Martha Wash e Izora Armstead-Rhodes que habían sido cantantes de Gospel con un grupo llamado News Of The World, ellas eran conocidas como “Two Tons Of Fun” y después se llamarían “The Weather Girls” en los 80’s. Se presentaron en varios conciertos y discotecas famosas como The City Disco en San Francisco, donde Sylvester conoció al D.J. Martin Sanders Blecman (Marty Blecman) y al Técnico de Iluminación Patrick Joseph Cowley (Patrick Cowley), quien le ayudaba en los shows, más adelante ellos serían los productores que ayudarían a su inmortalidad, junto con James “Tip” Wirrick, un genial guitarrista del grupo con el que escribió e hizo los arreglos de muchas de las canciones para el siguiente álbum “Sylvester” que grabarían a finales de ese año, de donde saldrían los exitos “Down, Down, Down”, “Over and Over” y “Never Too Late”. La producción estuvo a cargo del propio Sylvester y Harvey Fuqua, toda una figura musical en la historia del Soul, ex-cantante del grupo The Moonglows y anterior productor de Motown Records, a quien conoció durante los shows que Sylvester presentaba en la discoteca The Palms, ambos serían los productores de los álbumes hasta 1981.

                                                                                                                                                                                                                                                   syl76

 

En 1977 la canción “Came out” daría un buen éxito pero no tan esperado como los anteriores, tal vez porque en ese año la música era dominada en su mayoría por mujeres como Madleen Kane, Donna Summer, Sister Sledge, Cher, Grace Jones y Gloria Gaynor entre otras, este suceso los llevaría a poner más trabajo y dedicación al empezar a escribir en 1978 las canciones para el álbum “Step II” como “You Make Me Feel (Mighty Real)”, una balada escrita por Sylvester y James Wirrick que tuvieron que modificar para poder seguir dentro de la línea de la Música Disco que ya era también su género en el que quería triunfar, incluso se hizo un video-musical para su promoción. Patrick Cowley estaba en los sintetizadores, secuenciadores y efectos especiales, él ya era parte del grupo porque Sylvester lo había escuchado tocar varias veces en los descansos de los shows, junto a esta canción se escribió “Dance (Disco Heat)”. Debido al éxito, en la Convención de Billboard en Nueva York ganaron los premios por mejor cantante masculino, mejor disco, mejores canciones sencillas, en fin, de ahí en adelante tuvieron siempre a Sylvester presente en las listas de esta prestigiosa revista, muchos de los premios Disco Forum Awards, equivalentes a los Grammy’s serían ganados por Sylvester, los programas de radio y televisión lo entrevistaban con frecuencia, por ejemplo en Don Kirshner’s Rock Concert, The Merv Griffin Show y The Midnight Special, participó también en la película de Bette Midler “The Rose” cantando “The Fire Down Below” durante la escena en un bar. Las ganancias les dieron muchos lujos como el de viajar a París en el avión Concorde.

 

                     Patrick Cowley ya era parte de los músicos en estas exitosas giras 

 

En 1979, el siguiente álbum fue titulado “Stars”, constaba de solo 4 canciones: “Body Strong”, “I (Who Have Nothing)”, y las escritas por Patrick Cowley “Stars” y “I Need Somebody To Love Tonight”, una balada muy sentimental, todas bajo la característica manera de hacer versiones Disco que duraban desde los 6 hasta los 10 minutos. Este fue un año inolvidable en la vida de Sylvester, porque el 11 de Marzo en el San Francisco War Memorial Opera House con la Orquesta Sinfónica de San Francisco, se realizó un concierto en el que Sylvester celebraba una década llena de éxitos, en la que incluía la bella balada “You Are My Friend” y la canción “Blackbird” de los Beatles, como un pequeño homenaje al grupo que revolucionó la música en el mundo y del que él era un gran admirador. Durante ese concierto casi teatral se hizo una pausa para que la alcalde de la Ciudad, Dianne Feinstein le diera a Sylvester la llave de la ciudad y declarara ese día como el “Día de Sylvester”, nada mejor que recordar este evento al ser grabado para un álbum doble llamado “Living Proof”, en el lado B del disco 2 de esa producción “Can’t Stop Dancing”, escrita por Sylvester, lograría ser un éxito aparte.

 

 

 

En 1980 producen el álbum “Sell My Soul”, las canciones, “I Need You”, “Cry Me A River”, “My Life Is Loving You”, “I’ll Dance To That”, “Sell My Soul” y “Fever” serían lo mejor de esa producción que marcó la despedida de Patrick Cowley del grupo para seguir como productor al lado de Marty Blecman, también llegaba una fabulosa vocalista con la que compartiría muchos éxitos, Jeannie Tracy, ambos serían parte de la película y álbum “Mighty Real”.

 

 

Al año siguiente, 1981, el álbum “Too Hot To Sleep” tendría a Sylvester cantando baladas rítmicas como “Can’t You See?”, “Give It Up (Don’t Make Me Wait)”, “Too Hot To Sleep” y “Ooo Baby Baby”, ya no estaban aquellos alegres arreglos y efectos Disco de Patrick, le faltaba ese dinamismo que sus admiradores querían verle en el escenario, tampoco estaba ninguna foto suya en la portada, contraportada o el interior, pero sobretodo algunas canciones tendrían la voz sin ese falsete inigualable que lo caracterizaba, para mostrar su voz normal que casi nadie conoce y que su productor Harvey Fuqua quería mantener para darle una nueva dirección a la carrera de Sylvester, incluyendo una imagen más varonil, él se sentía bien cantando baladas pero extrañaba la energía de la Música Disco que estaba en plena evolución, además quería rehacer el éxito de Freda Payne “Band Of Gold” en una versión Disco pero no se lo permitió la disquera, todos esos detalles hicieron que Sylvester los tomara en cuenta para salir de Fantasy Records al terminar su contrato con el último álbum “Sylvester and Griffin” que saldría hasta 1982, pero en ese tiempo visitaba a Patrick Cowley en el hospital donde ocurrió lo que para todos fue un milagro: Sylvester y sus amigos oraron tanto por Patrick, que se recupero mucho y le permitieron regresar ,aunque en silla de ruedas, a la casa de Paul Parker donde aprovecharon para hacer nuevas producciones para Sylvester y Paul, con esto afortunadamente no pasó mucho tiempo para ingresar a una nueva disquera, Megatone Records, trabajando como él decía, con los mejores amigos que Dios le había dado: Patrick, Marty, Paul y James. “Do You Wanna Funk” lo regresaría a los estudios de grabación, al escenario, a la Música Disco que esta vez ya tenía un nuevo nombre y un nuevo estilo: High Energy Music, considerada hoy el Dance Music de finales del siglo 20, la canción dio la vuelta al mundo e incluso fue parte del soundtrack de la exitosa película estadounidense Tradin Places, “De Mendigo A Millonario” (nombre con el que se le conoció en México), estelarizada por Eddie Murphy. Para el primer álbum con Megatone, estaba por ocurrir otro milagro, porque ya estaban escritas las canciones e incluso estaba por grabarse pero había sido planeado para el cantante Gwen Jonae que salió de la disquera dejándolo libre, así que solo regrabaron y añadieron algunos detalles, incluyeron “Do Ya Wanna Funk” y Sylvester, como siempre, arreglaba las partes vocales, James “Tip” Wirrick junto con otro gran amigo, John Hedges serían los productores, con ello el álbum “All I Need” le daría una nueva imagen a Sylvester. La portada había sido tomada de una foto a la que se le agregaron detalles dibujados de un faraón egipcio. Las canciones “Don´t Stop”, “Be With You”, “Hard Up” y “Tell Me” serían los éxitos junto con las versiones remix.

 

 

 

En 1983 la tristeza de la muerte de Patrick Cowley estaba aún fresca, Sylvester recordaba cuando en la noche del 12 de Noviembre de 1982 daba un concierto en Londres, le informaron que Patrick había fallecido en la mañana, al regresar al escenario no pudo contener la noticia, al terminar de hablar cantó junto con todo el público “Do You Wanna Funk”, él decía que el espíritu de Patrick lo acompañó siempre y lo impulsaba en cada canción, en cada concierto, gracias a ello tuvo la confianza y decisión para ser parte de sus producciones en las que se encargaba de los arreglos, coros, grabación e incluso de ediciones, mezclas y remixes en el estudio de grabación The Automatt donde Patrick realizó la mayor parte de sus producciones en Megatone Records. Así en el álbum “Call Me” Sylvester fue el productor al lado de James Wirrick, ambos hicieron un excelente trabajo junto con Marty Blecman. Sylvester lograría producir la versión HI-NRG de “Band Of Gold” que se hacía por fin realidad. En los coros participaban también Linda Imperial del grupo Loverde, Magda Layna (también conocida por Magda Dioni del éxito “Dangerous” en 1985), Jeannie Tracy y Daryl Coley (que también tocaba el piano acústico), poco tiempo después ellas serían famosas solistas. Las canciones “Trouble In Paradise”, “Call Me”, “Too Late”, “The Power Of Love” y las baladas “One Night Only”, “He’ll Understand”, “Good Feeling” ayudados en esta producción por Dennis Wadlington y Dwayne Sweet, harían que siguiera en ascendencia la fama y las giras de Sylvester por muchos países.

 

 

En 1984 sale el álbum “M-1015” su nombre significaba la letra y el número consecutivo de folios de los álbumes en Megatone Records, Sylvester dejaba la producción en manos de James Wirrick, David Coe, David Storrs, además del dueto Morey Goldstein y Ken Kessie del grupo Modern Rocketry. Ahí hubo un pequeño cambio en la música pero sin perder la esencia del HI-NRG, de las 8 canciones salieron los éxitos “Rock The Box”, “Sex”, “Takin Love Into My Own Hands”, “Take Me To Heaven”, y “Lovin' Is Really My Game” famosa en los años 70’s, además se incluyó una sentimental balada: “Shadow Of A Heart”.En ese año Sylvester grabó la canción “Stargazing” a dúo con su amiga Earlene Bentley, cantar con alguien nunca lo había hecho antes, solo había hecho coros en 1982 con Sarah Dash en las canciones de Patrick Cowley “Lucky Tonight” y “Low Down Dirty Rhythm”, más tarde con Jeannie Tracy en “Time Bomb” y “Don’t Let Me This Way”, clásica de los 70’s por Thelma Houston, en una versión HI-NRG en 1985, producida por Sylvester y James Wirrick, ganando el premio de televisión “Star Search”, y con Linda Imperial en “Fire” en 1987. Participó en el álbum “A Cast Of Thousands” del grupo Boys Town Gang en una mezcla de canciones llamado “Dance Trance Medley” como un pequeño homenaje a la Música Disco junto con los artistas originales como Jessica Williams, The Weather Girls, Jo-Lo (Jo-Carol Block y Lauren Carter), Jackson Moore, Debbie Jacobs, Margaret Reynolds, Marlena Shaw, Vickie Randle, Cynthia Manley y Jeannie Tracy. También formó parte del soundtrack de un video de Jane Fonda para hacer ejercicio llamado “Jane Fonda’s Workout Tape”.

 

 

En ese mismo año recordamos con emoción cuando vino a la Ciudad de México a un concierto en un pequeño gimnasio llamado “Sala de Armas” de la Ciudad Deportiva, cientos de personas quedaron fuera, pero en 1986, volvería a México para estar en programas de radio y de televisión como “Estrellas de los 80’s” conducido por Marcos Valdés y Gloria Calzada. Ese año el concierto sería en el Palacio de los Deportes, que también sería insuficiente porque su prestigio y fama, como la del HI-NRG, llegaban a su máximo, además de la expectación que causó por venir de una importante gira europea, en ese concierto estrenaba una nueva imagen y se sabía que las disqueras A&M Records y Warner Brothers Records se decidieron por contratarlo, anteriormente hubo muchas ofertas de otros países pero Sylvester quería seguir con Megatone Records porque la consideraba su casa donde tenía todas las libertades y lujos que merecía.

 

sylp1

 

              sylp2

sylmexico1

 

sylvmex

 

sylmex2

 

 

Fotos nunca antes vistas del Concierto en México con Polymarchs - Rhamses, cortesía de mi amigo Jesus A. Madrid Rodríguez.

 

En 1986 Megatone Records y Warner Brothers Records se unieron para sacar el último álbum que grabara Sylvester en su carrera: “Mutual Attraction”, el apoyo publicitario lo llevó a hacer videos de algunas canciones, entrevistas en todos los medios del espectáculo, giras que vieron en Sylvester un concepto más actual y renovado, aunque las canciones ya no tenían la fuerza y la dinámica del HI-NRG, aún así, lo más destacado fueron las canciones “Someone Like You”, “Talk To Me”, “Sooner Or Later”, “Mutual Attraction”, la versión Eurobeat de “Living For The City” famosa en los años 70’s, escrita por Stevie Wonder y la balada “Cool Of The Evening”. Un sueño hecho realidad fue el que, en ese año, el productor Narada Michael Walden lo invitó, junto con Jeannie Tracy, para ser los vocalistas del álbum “Who’s Zoomin’ Who?” de una de las artistas ídolo de Sylvester: Aretha Franklin. Otra anécdota que es digna de recordar es cuando fue invitado otra vez al programa de televisión estadounidense “New Year’s Eve Show”, (en 1970 se presentó en su debut con el grupo “The Cockettes”), donde esta vez la conductora Joan Rivers le preguntó si se consideraba “Drag Queen”, él le contestó en tono burlón: “Querida Joan, no soy Drag Queen, soy Sylvester!”, porque no le gustó que durante su carrera lo consideraran a veces como travesti (del latín trans, opuesto, del otro lado; vestitus, vestido. Hombre vestido de mujer y que se comporta como tal) ya que no lo era, su vestuario solo lo usaba como parte de los shows que presentaba en sus inicios, fuera de ellos, era una persona muy elegante para vestir, muy al estilo europeo, aunque muy sencillo, amable, educado, siempre sonriente, bromista y hasta atrevido, semejante al artista que él admiraba mucho por sus obras teatrales, películas y canciones HI-NRG: Divine. También se consideraba muy sentimental y romántico, ese romanticismo que tanto lo ayudó para darle esa poderosa pasión y sensibilidad que salía de su voz e interpretar sus canciones como pocos lo lograron en los géneros en los que estuvo.

 

 

En 1987 Sylvester tuvo que empezar a hacer pocos conciertos ya que empezaba a sentirse mal y débil, pensaba que todo eso le sucedía por todo lo que le acarreaban esas intensas giras: comer y dormir poco, de un aeropuerto al escenario de un concierto, o del hotel a una entrevista en los medios de comunicación, después al concierto para luego viajar a otra ciudad y así sucesivamente, creía que todo esto estaba haciendo que su cuerpo ya no soportara tanto, después de dos décadas de trabajo constante. Al ir a una revisión médica le dieron la mala noticia que tenía principios de neumonía pero más tarde la terrible verdad surgió. De todos los conciertos y presentaciones que Sylvester hizo en su carrera, buena parte fueron a beneficio de decenas de Asociaciones y Fundaciones para educación y cuidado de niños y enfermos de varios males en muchos países. El 4 de Diciembre de 1987 hizo su ultimo concierto en Filadelfia, Estados Unidos, a beneficio de enfermos de Sida, sobre esta enfermedad él opinaba “No creo que el Sida sea un castigo de Dios, la gente tiene la tendencia de culpar de todo a Dios”. Más tarde, en su casa de San Francisco, ya no podía caminar y tuvo que usar una silla de ruedas desde Septiembre de 1988, el suceso tomó a todos por sorpresa porque jamás se esperaba que un hombre con la corpulencia y vitalidad de Sylvester cayera a ese extremo, aún así, las entrevistas eran constantes por la preocupación de sus admiradores y él nunca las evitó, al contrario, las agradecía con su sencillez natural.

Finalmente, el 16 de Diciembre de 1988 por causa del Sida, considerada la temible enfermedad del siglo, fallecía otro ídolo que se convirtió en inmortal y orgullo norteamericano que supo sobresalir desde el fondo, él es parte de una raza que tiene por principal característica la perseverancia y el coraje para salir siempre adelante sin importar los obstáculos como el estúpido racismo, incluso, de su propio país, raza que es dueña de las mejores voces que existen en el canto de cualquier género musical en el mundo. Como un homenaje a Sylvester en Megatone Records, Marty Blecman le hizo dos álbumes en 1989: “12 By 12: The Sylvester Collection”, y después “Immortal” con algunos de los éxitos que más lo representan y con algunas nuevas versiones que se habían dejado inéditas, las fotos de este álbum eran parte de una broma que le había hecho Sylvester en las que se mostraba como “Drag Queen”, así, alegre y bromista, Marty quería recordarlo siempre junto con todos sus admiradores. A partir de ese año, se rehicieron varios de sus álbumes ahora en el nuevo formato de disco compacto, y muchas colecciones suyas así como recopilaciones de varios artistas de otras disqueras en el mundo, tienen sus canciones más conocidas.

Quienes conocimos y admiramos a Sylvester creemos que él no aprendió a cantar como lo hizo desde niño, para todos los que disfrutamos escucharlo, su extraordinario talento fue un maravilloso Don de Dios, su espléndida voz representa la máxima expresión, emoción, pasión, el amor entregado totalmente, la intensidad del placer y el éxtasis para interpretar los géneros musicales en los que cantó, de tan excelente calidad casi sobre-humana, era tanta la entrega de este gran artista que se sentían las canciones con una fuerte demostración de alegría desde el fondo de su alma hasta salir por la piel y hoy de su espíritu, en cada show siempre quiso mostrar lo que tanto aprendió de las Divas incluyendo su abuela que fue su mejor maestra.

En la Música Disco y el High Energy hay muchos cantantes excelentes pero pocos de ellos pasaron de una década a otra con el mismo y constante éxito como Sylvester, un gran hombre que engrandeció cada vez más la música que hoy tiene nuevas generaciones con las que seguiremos recordándolo como él hubiera querido, con una poderosa energía, libertad, decisión y alegría por la vida.

La canción “Stars” tenía una parte que a Sylvester gustaba mucho: “...take a look around, tell me what you see, sisters and brothers, feelin’ high feelin’ free, and they’re lighting up the sky, stars glimmering, dancin’ in the night, stars shimmering... you are a star, everybody is one... you are a star and you only happen once...” (“...mira alrededor, dime lo que ves, hermanas y hermanos, sintiéndose muy alto sintiendo la libertad, y están iluminando el cielo, vislumbrando estrellas, bailando en la noche, resplandeciendo estrellas... tú eres una estrella, todos somos una sola... tú eres una estrella... y a ti solamente te sucederá una vez). Hoy sigue vivo en cada admirador que lo está escuchando en alguna parte del mundo, mientras sea así, lo seguiremos extrañando mucho, pero nunca lo olvidaremos, porque fue y es una gran estrella, es... Sylvester!... una estrella en el cielo.

Ahora a partir de 2016 ya lo puedes escuchar gracias a la producción de Janztech de su programa Noches de Disco:

http://ndd.janztech.com.mx/2016/12/programa-167.html 

Más información:

http://www.hinrgmexico.org/losarticulos/21-articulos/507-homenaje-a-patrick-cowley.html

http://hinrgmexico.org/index.php/letras/57-sylvester-a-patrick-cowley-do-ya-wanna-funk

http://hinrgmexico.org/index.php/letras/632-sylvester-trouble-in-paradise

http://www.hinrgmexico.org/index.php/sabias-que/551-radio-exitos-en-am

http://www.hinrgmexico.org/index.php/sabias-que/526-sylvester-paul-parker-y-pamala-stanley

 

 

 

No tienes permiso para publicar comentarios