en Twitter

Los 40 Principales

Escrito por HiTEK. Publicado en Artículos

El gusto por la música se dice que tiene que ver y se trae desde la niñez, también es cierto que influye el medio geográfico y social como los familiares y amigos que nos rodean, pero esto ha cambiado en forma casi extrema, porque las convicciones que antes eran fundamentales para decidir qué escuchar en la radio de acuerdo a lo que más nos gustaba, se ha convertido en algo un tanto complejo de entender, pues ahora resulta que hay una serie de variadas "estrategias de mercado" con el fin de que se escuche y se compre la música que las disqueras quieren, desde luego que las redes sociales también están contribuyendo a todo esto como forma de agrupar ciertas tendencias y gustos en sus seguidores.

 

 

                                        fortijaja

 

Siempre ha existido algo que le llaman la "payola", que es el pago en efectivo o regalos de las disqueras a las emisoras de radio a cambio de mayor tiempo "al aire" para sus artistas, esto es lo que se hace diariamente en la radio comercial de todo el planeta. Mientras que durante las décadas del siglo pasado abundaban las disqueras casi independientes en cada país, tanto de América como de Europa y Asia, ahora considero que hay un monopolio que solo incluye cuatro marcas (o al menos son las que siempre se mencionan es sus comerciales): Sony, Universal, Emi y Warner. Esto desde luego tiene graves y serias consecuencias en los oyentes porque las opciones son muy limitadas, la exposición a diversidad de géneros y artistas está restringida, por lo mismo se reduce esa cultura musical a la que estamos expuestos, los jóvenes ya casi no tienen la opción de oír de todo un poco para al final formarse sus propios gustos porque, precisamente, los gustos se los impone la industria musical de ese monopolio.


A falta de talentos (porque de artistas solo tienen el nombre) la lista se ha visto reducida a los de esas cuatro firmas disqueras que mencioné, nos vemos expuestos a los mismos géneros todo el día, de esa manera, el fenómeno reinante es la repetición. En una emisora de 24 horas de música, en realidad lo que alcanzamos a oír (que no es lo mismo que ESCUCHAR) son las mismas 40 canciones repetidas una y otra vez, de ahí el surgimiento y sorprendente éxito de los "40 principales". Este fenómeno tiene consecuencias psicológicas similares a los experimentos realizados a mediados del siglo pasado por la escuela conductista en los animales: al ser sometidos a la repetición continua, se genera una reacción en el oyente, la costumbre, la cual, psicológicamente, terminamos confundiendo con el gusto, si, confundiendo.

 

Los jóvenes de ahora están entonces en una especie de "proceso de adiestramiento", donde los conducen a preferir unas canciones y artistas predeterminados. Las disqueras se valen de esta estrategia porque la apreciación de la música depende mucho de la memoria, ya que es un arte etéreo que se desvanece en el tiempo pero que, curiosamente, muere con el silencio; ellos necesitan que esos jóvenes que están pegados a las estaciones de radio o al internet para que recuerden a los artistas que representan para que se acostumbren y les "gusten" de tal forma que se vean impulsados a comprar sus discos y a asistir a sus conciertos, de ese tamaño es la realidad que las nuevas generaciones tienen que aguantar, por eso es importante que les demos otras opciones que no solo son de mejor calidad musical, sino que además son géneros musicales que han logrado rebasar esas estrategias comerciales y que se siguen buscando más en internet que en la televisión o la radio.